Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Según las proyecciones,16 mil ticos serán diagnosticados con cáncer en el 2025.

El cáncer es una enfermedad que no se detiene y según las proyecciones para nuestro país en el 2025, más de 16 mil costarricenses serán diagnosticados con este mal, una cifra alarmante dado que hoy se detectan al año poco más de 13 mil casos.

Según los oncólogos, varios factores inciden en que las cifras aumenten considerablemente año con año, y entre ellas mencionan: el envejecimiento de la población, el hecho de que las personas tengan estilos de vida poco saludable, el consumo de tabaco, alcohol, tener una mala alimentación y la obesidad.

Los especialistas aseguran que si bien existe una estrecha correlación entre la incidencia del cáncer y la edad, dado que varios genes logran adquirir mutaciones para que la enfermedad se manifieste, la población podría revertir esa incidencia, teniendo hábitos de vida saludable.

La realidad de Costa Rica, no es muy diferente al resto del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 8,8 millones de muertes ocurridas en 2015 se atribuyen al cáncer, es decir, casi una de cada seis defunciones en el mundo, es a consecuencia de esta enfermedad2.
Para el radio oncólogo Rolando Loría, hoy el cáncer no debe ser sinónimo de muerte, pues la población está más informada sobre síntomas y algunos signos de la enfermedad que permiten tener una detección temprana del cáncer.
“En principio es fundamental evitar a toda costa desarrollar la enfermedad, principalmente manteniendo buenos hábitos, pero en caso de que eso no ocurra o si existen factores hereditarios o genéticos, la recomendación es mantener un buen control médico, pues una detección temprana permite tratar la enfermedad a tiempo y lograr altas tasas de curación”, explica el doctor Loría.

De acuerdo con la OMS, entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar, pero es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

En el caso de los hombres, según el doctor Loría, los tipos de cáncer más frecuentes son: piel, próstata, estómago, colon y pulmón; mientras que en las mujeres se mantiene el cáncer de mama, de estomago, colon, cuello del útero y páncreas.

Opciones para tratar la enfermedad:
Los tratamientos con radioterapia, con equipos de alta tecnología y precisión aplicados oportunamente, logran reducir significativamente la mortalidad, especialmente en casos de cáncer de mama y próstata.
Los tratamientos con radioterapia son altamente efectivos, en cáncer de próstata y cuando se detecta tempranamente puede llegar a la curación y en estados avanzados, hay casos de sobrevida de hasta 10 años. Igual ocurre con el cáncer de mama, donde las tasas de sobrevida van de cinco años”, menciona el especialista.

Según la OMS, en el mundo se están aplicando 7,5 millones de tratamientos con radioterapia a pacientes con cáncer.