Centros Comerciales urgen al gobierno apertura de tiendas y restaurantes.

¡Ya no es sostenible! Con esa vehemencia y angustia el sector comercial pide al gobierno reconsiderar las medidas de cierre de locales, tiendas y restaurantes en los centros comerciales de los cantones en donde rige la alerta naranja.

El Ministerio de Salud informó que nuevamente, del 20 al 31 de julio, los comercios no podrán abrir sumando así tres semanas de cierre; algo inadmisible para miles de familias que ven su economía al borde del precipicio.

Grupo CECO, como grupo que representa los centros comerciales: Lincoln Plaza, Multiplaza Curridabat, Multiplaza Escazú, Multicentro Desamparados, Paseo de las Flores, Paseo Metrópoli, City Mall Alajuela, Mall San Pedro, Oxigeno y Terramall, se unen para hacer un llamado de auxilio al gobierno con una única petición ̈Dejen que nuestros locales funcionen con el aforo y medidas sanitarias requeridas ̈

“Todo el comercio acata con respeto las órdenes dictadas por el Ministerio de Salud, estamos desde marzo abriendo intermitentemente, cambiando horarios, inventarios y modificando protocolos. Nos preparamos para la semana del 20 de junio volver a abrir los fines de semana; sin embargo, no nos permitieron y desde ahí no hemos podido avanzar”, manifestó Julieta Bonilla vocera oficial de Grupo CECO.

El inventario de locales comerciales en el GAM es de 2.1 millones de m2, de estos más de medio millón corresponden a los centros regionales (conocidos tradicionalmente como malls), que usualmente tenían una ocupación sana por debajo del 10%, este número se ha duplicado en los últimos meses por las medidas restrictivas, lo cual repercute en cientos de locales vacíos y se refleja en el desempleo reportado del 20.1%.

“Entendemos que ante la emergencia nacional que atraviesa el país, es de suma importancia el apego, acatamiento de las medidas y lineamientos estipulados por el Ministerio de Salud Pública, no obstante, recalcamos nuestro compromiso de cumplir con aforos regulados y reforzar todas aquellas medidas que apoyen la protección y cuidado de nuestros visitantes, inquilinos y socios comerciales”, inidicó  Bonilla.

Recientemente, el sector comercial reportó la pérdida de 35.544 puestos de trabajo, la suspensión de 32.331 plazas y la reducción de jornada para otros 66.919 colaboradores; estas cifras se leen fríamente, pero todas ellas tienen rostro humano: se trata de emprendedores que cerraron sus locales y eso significa por cada local cerrado, al menos diez colaboradores quedan sin sustento.

“Con estas medidas anunciadas por el gobierno, se estima que 150 mil familias podrían llegar a fin de mes sin un solo ingreso. Solicitamos que nos dejen trabajar con el respeto a las medidas que ya hemos venido implementando. Incluso, hemos hecho más de lo solicitado por las autoridades sanitarias. Es justo que nos permitan operar”,  dijo Federico Baltodano, Director de Proyecto de Lincoln Plaza.

Existe una pandemia sanitaria, pero esta provoca una pandemia económica que, si no se enfrenta con la misma vehemencia con que se enfrenta la primera, causará consecuencias impensables para un sector económico más que maltratado. Por eso, Grupo CECO hace un llamado vehemente a que permitan una reapertura responsable, como ya se demostró que pueden operar los comercios.