Transporte público acatará medidas de restricción de sus servicios.

En cumplimiento con las directrices que buscan disminuir el contagio del COVID-19 en el país, el sector de transporte público acatará las medidas de reducción de su esquema regular de operación, aunque señala que pondrá en riesgo la sostenibilidad del sector.

Esto significa que el transporte público trabajará al 20% del total de su esquema regular de operación en todas las rutas del país que operen distancias no mayores a 75 kilómetros. Además, para las rutas interurbanas con más de 75 kilómetros de recorrido, deben suspender sus servicios. Las medidas, tal como lo ordena el Gobierno, aplicarán desde el lunes 13 y hasta al domingo 19 de julio, inclusive.

A pesar de que el sector es consciente que las medidas que deben adoptar buscan la protección de las personas, existe mucha preocupación, pues esto afectará aún más la delicada condición que se encuentran las empresas.

El comportamiento del servicio del transporte público será similar al que se reportó en Semana Santa. Sin embargo, para el sector será un duro golpe, puesto que, aunque la demanda durante este período ha sido baja, venía presentándose una lenta recuperación, producto la reincorporación de la actividad productiva. Las empresas definitivamente requerirán de medidas que les permita su sostenibilidad, así como la protección de los empleos que genera”, manifestó Silvia Bolaños, directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Transportes (CANATRANS).

Para Bolaños, estas medidas deben ir encaminadas en el apoyo financiero de parte de las entidades financieras, respecto al otorgamiento de créditos o moratorias en la cancelación de deudas; asimismo, de moratorias con los pagos de las cargas sociales, cánones pendientes con las instituciones reguladas y todas aquellas que le permita al sector garantizar liquides para solventar el pago de las obligaciones y salarios de los trabajadores.

CANATRANS insiste que, desde el comienzo del impacto de la pandemia en el país, el sector de transporte público implementó protocolos de higiene para garantizar a los usuarios, reducir al máximo las posibilidades de contagio. Asimismo, recuerda a los usuarios su responsabilidad de utilizar mascarilla o careta.