Bancos readecúan más de 2 millones de préstamos personales y 83 mil de empresas.

Los planes aplicados por los 14 bancos públicos y privados, afiliados a la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), para flexibilizar las condiciones de pago de los deudores afectados por la emergencia del COVID-19, abarcaron hasta el 15 de abril, 2.180.436 operaciones de crédito de 1.362.772 personas, lo cual cubre al 89,98 por ciento de las personas con créditos en el Sistema Bancario Nacional (SBN).

“Los bancos han sido proactivos para apoyar a sus deudores en las actuales circunstancias. Esto lo han hecho en forma rigurosa y prudente, para que el apoyo a los deudores no ponga en riesgo el ahorro de todos los costarricenses”, manifestó María Isabel Cortés, Directora Ejecutiva de la ABC.

Estas operaciones, en créditos personales, cubren 1.738.415 operaciones de tarjetas de crédito, 299.471 operaciones de crédito de consumo, 78.428 créditos de vivienda y 64.122 préstamos para compra de vehículo.

Al 15 de abril, los programas de los bancos públicos y privados para flexibilizar las condiciones de pago, incorporaron también 83.007 operaciones crediticias de empresas. En estos casos la prioridad han sido las pequeñas y medianas empresas, con un total de 71.707 operaciones. Adicionalmente, se han flexibilizado los términos de pago de 11.300 empresas grandes, con el propósito de que puedan seguir operando y evitar una mayor reducción del empleo.

Es importante que los clientes tengan claro que los procedimientos a seguir para aplicar esta moratoria pueden variar de una entidad a otra. Si tienen dudas deben informarse por medio de los canales oficiales que para este fin han habilitado los bancos, por medio de sus plataformas electrónicas o centrales telefónicas.