Médico detenido ayer en el Hospital de San Ramón, cumplirá medidas cautelares.

  • Fiscalía apeló esta resolución, pues considera que el médico debe permanecer en prisión preventiva.

En una audiencia que finalizó cerca de las 10:00 a.m. el día de hoy, se ordenó que un médico de apellidos Quesada Rodríguez cumpla medidas cautelares, mientras la Fiscalía Adjunta de San Ramón lo investiga como sospechoso dos presuntos delitos de violación y uno de abuso sexual.
 
Entre las medidas que deberá cumplir está el impedimento de salida del país, prohibición para ejercer la práctica médica, además deberá ser reubicado en un área administrativa por parte de la Caja Costarricense de Seguro Social, no tener ningún contacto con víctimas ni testigos de la causa, mantener un domicilio fijo y obligación de acudir a los llamamientos judiciales; la Fiscalía apeló esta resolución, pues considera que debe permanecer en prisión preventiva.
 
Además de la captura del imputado, ayer se realizaron allanamientos en cuatro oficinas del Hospital Carlos Luis Valverde Vega, donde se logró decomisar evidencia importante para la investigación, además de expedientes médicos y administrativos.
 
Quesada fue detenido ayer en ese centro médico donde, en apariencia, habría cometido los presuntos delitos en perjuicio de dos mujeres mayores de edad; supuestamente, los hechos ocurrieron mientras las víctimas acudían a consulta con el sospechoso, quien trabajaba en el área de Clínica del Dolor.
 
Finalmente la Fiscalía apeló esta resolución, pues considera que el médico debe permanecer en prisión preventiva.